Una breve historia de la vida nocturna de Ibiza

Los años 70 – Los primeros clubes abren

Las primeras discotecas y clubes de la isla abrieron en los años 70 cuando el turismo floreció. Al mismo tiempo, la revolución del “flower power” descendió en Ibiza, atrayendo a hippies de toda Europa por su belleza natural intacta, su energía espiritual y su ritmo de vida relajado.

Amnesia fue el lugar de nacimiento del ritmo balear, siendo el primer club en abrir en la isla a mediados de los 70. Un joven filósofo llamado Antonio Escohotado firmó un contrato de arrendamiento para una hermosa finca de campo del siglo XVIII que, con los años, sufrió una espectacular transformación para convertirse en uno de los establecimientos más emblemáticos de la isla en la actualidad. Originalmente llamado “El Taller del Olvido”, Escohotado pronto descubrió que la palabra griega “Amnesia” capturaba todo lo que quería y más. El empresario tenía un fuerte deseo de crear un lugar al que la gente fuera a olvidarse de sus problemas, entregándose a un mundo desconocido que estaba lejos de su rutina ordinaria.

Pacha siguió en 1973, sólo una pequeña granja con un bar y pista de baile rodeada de campos de cultivo. Los hermanos Urgell, Ricardo y Piti, habían encontrado el éxito en un pequeño club de Sitges y decidieron que era hora de aventurarse a Ibiza para probar suerte con Pacha. Para los locales y los jóvenes españoles, había un enorme vacío en cuanto a la forma de divertirse, sintiendo el vacío cultural del régimen de Franco. Pacha les ofrecía algo completamente diferente, erigiéndose como un símbolo de libertad, donde se podía cruzar el umbral del escrutinio, soltarse el pelo y bailar.

Poco después, el Ku Club se unió a la floreciente escena de la vida nocturna, ahora conocida como Privilege. Empezando como una simple piscina comunitaria que todavía se mantiene en su sala principal, en la década de 1980 el lugar se convirtió en la atracción estrella de las primeras multitudes hedonistas de la isla, siendo Freddie Mercury y Grace Jones algunos de sus huéspedes más famosos.

La década de 1980 – El estatus de celebridad

Esto fue un precedente para todo lo que vendría, ya que poco a poco la reputación de los clubes se extendió por todo el mundo, atrayendo a los ricos y famosos que querían experimentar la inigualable escena de la vida nocturna de la isla. Pikes Ibiza es especialmente famoso por su lista de clientes llena de estrellas. George Michael filmó su video para Wham’s “Club Tropicana” aquí en 1983 y Freddie Mercury organizó su estridente fiesta de cumpleaños en 1987. El líder de Queen’s invitó a más de 700 personas a una fiesta que ha pasado a la historia de Ibiza, con Bon Jovi, Tony Curtis, Naomi Campbell, Boy George y Spandau Ballet como algunos de sus asistentes.

Desde los años 90 – la capital europea de la fiesta

La música rave se hizo popular en los años 80, con el house balear avanzando en los 90. Hoy en día, la oferta musical de la isla es una atrevida y ecléctica mezcla de estilos musicales que han llevado a la isla a convertirse en uno de los lugares más fascinantes para visitar en el mundo. Se han abierto nuevos clubes y se han cerrado los antiguos, reemplazados por conceptos más contemporáneos, pero el lugar de Ibiza como capital de la fiesta en Europa todavía no ha sido desafiado. Una noche en Ibiza es una experiencia única en la vida, ¡no te la puedes perder!